Bienestar incrementará en un 22,5% la partida del servicio de Xantar no Fogar, reforzando esta prestación dirigida a personas vulnerables

La Junta de Gobierno Local aprobó iniciar el procedimiento de licitación del servicio, aumentando el importe máximo de la prestación hasta los 257.848 euros anuales, por lo que el valor estimado del contrato asciende a 1.190.067 euros en su duración máxima.

Olga López: “La subida del precio de la lista de la compra es el aspecto clave que nos lleva a iniciar una nueva contratación. El objetivo es que la calidad del servicio no se vea afectado por el incremento del precio de la vida.”

El nuevo servicio incrementa el número de menús que se servirán anualmente hasta un mínimo 41.460, por los 41.292 que se licitaron en el anterior.

Miércoles, 31 de enero de 2024
Fuente: 
Gabinete de Prensa
Bienestar incrementará en un 22,5% la partida del servicio de Xantar no Fogar, reforzando esta prestación dirigida a personas vulnerables

El Ejecutivo de Paula Alvarellos, a través del área de Bienestar Social, que dirige Olga López Racamonde, incrementará en un 22,5% la partida del servicio de Xantar no Fogar, elevando su consignación hasta los 257.848 euros anuales. El servicio se licita por dos años más otros dos prorrogables. En total, el valor estimado del contrato asciende a 1.190.067 euros. Así lo avanzó la concelleira quien subrayó que “en la Junta de Gobierno Local celebrada esta mañana aprobamos iniciar el procedimiento para la contratación de esta prestación municipal, que tiene por objeto la dispensa de comidas a domicilio a aquellas personas que, por diferentes motivos fisicos, económicos o sociales, tienen limitada su autonomía”.

El nuevo contrato presenta una serie de mejoras respeto al anterior. De hecho, se valorarán aspectos como la variedad de los menús y adaptación de las dietas a las particularidades de las personas usuarias. Cómo novedades, se contempla la cesión de neveras en los domicilios, con hasta 10 puntos, y el suministro de un litro de leche y otro de zumo de fruta semanalmente, con 6 puntos, aspectos encaminados a mejorar la calidad del servicio. Además el nuevo contrato incrementa el número de menús que se servirán anualmente hasta un mínimo de 41.460, por los 41.292 que se licitaron en el anterior. Esta cifra podría incrementarse en función de las ofertas presentadas por las empresas concursantes, ya que este aspecto se puntúa en la adjudicación con hasta 10 puntos por las 1000 comidas de incremento.

“La subida del precio de la lista de la compra es el aspecto clave que nos lleva a licitar este nuevo contrato. El objetivo es que la calidad del servicio no se vea afectado por el incremento del precio de la vida. Actualmente, alrededor de un centenar de personas se benefician de esta prestación municipal de la que, esperamos, poder ampliar aun más su cobertura con el objetivo de atender los nuevos tipos de dependencia que ocasionaron las diferentes crisis, que hizo brotar carencias no solo económicas sino también de cuidados y alimentación”, apuntó la concelleira.

Olga López informó, asimismo, de que la empresa concesionaria preparará cada mañana los platos de todas y todos los comensales, respetando las indicaciones sanitarias que recoge su historial clínico, manteniéndose siempre un estricto control sobre la elaboración y la calidad de los ingredientes que deben combinarse de una manera saludable respetando las pautas médicas que figuran en el expediente de cada beneficiario.

“Desde el año 2020, a raíz de la pandemia, venimos incrementando en un 140% el presupuesto de este servicio, luego del crecimiento de la demanda que trajo consigo la crisis sanitaria”, recordó la edil, quien subrayó que el Ayuntamiento destinó un total de 210.423 euros a esta prestación en la pasada anualidad. La edil explicó que, con relación al perfil mayoritario de las y de los usuarios, “en torno al 60%, son mujeres, mayores de 65 años, que viven solas”.

“Desde el área de Bienestar procuramos cubrir las necesidades asistenciales de las y de los mayores, mejorando su cuidado y calidad de vida pero contribuyendo también a que se desarrollen con autonomía y puedan permanecer en sus hogares con el fin de que mantengan su arraigo y el contacto con la comunidad vecinal a la que pertenecen”, subrayó López Racamonde.

En el Ayuntamiento de Lugo hay en torno a 5.000 personas mayores de 65 años que residen solas en sus viviendas y sobre las que, desde el área de Bienestar, se realiza un seguimiento continuado con el fin de informarlos de los recursos que tienen a su disposición en función de las necesidades que presenten y que incluye tanto su mantenimiento, con una dieta equilibrada y acorde a su estado de salud, como la ayuda para la realización de las tareas domésticas, la dinamización sociocultural específica y mismo el acompañamiento telefónico para evitar su exclusión o aislamiento social.

Audio

  •  La edil de Bienestar Social, Olga López Racamonde, sobre el Xantar no Fogar | Descargar mp3

Noticias relacionadas