Un segundo estudio ratifica el bajo número de mejillones encontrados en la zona de la plataforma de baño pública propuesta por el Ayuntamiento

La escasa presencia de ejemplares permitiría su traslocación y, por lo tanto, la instalación de las piscinas flotantes de manera respetuosa con el medio ambiente y con el hábitat del río Miño.

El nuevo muestreo se incluye en los alegatos que el ejecutivo de Lara Méndez presentó tras las negativas de la Xunta la colocación de la estructura, que tiene autorización por 25 años.

El edil de Medio Ambiente lamenta que la Xunta no atendiera ya al primero informe porque "los y las lucenses me los estaría disfrutando del área de baño desde hace muchas semanas".

Sábado, 27 de agosto de 2022
Fuente: 
Gabinete de Prensa
Un segundo estudio ratifica el bajo número de mejillones encontrados en la zona de la plataforma de baño pública propuesta por el Ayuntamiento

Un nuevo muestreo efectuado en el pequeño desplazamiento propuesto por los técnicos del Ayuntamiento de Lugo para instalar la plataforma de baño pública en La Tolda ven de ratificar el primer estudio ya realizado: el número de mejillones encontrados "es sensiblemente menor que en la zona inicial prevista, menos de la mitad, por lo que la traslocación de los ejemplares es perfectamente viable".

Este segundo estudio ase aporta en los alegatos que el ejecutivo de Lara Méndez ven de presentar ante la Confederación Hidográfica del Miño Sil tras los últimos informes desfavorables de la Xunta de Galicia a la colocación de la plataforma de baño en La Tolda, donde el Ayuntamiento consiguió autorización para poder instalarla durante 25 años en los meses de verano. "La Xunta rechazó primero la zona inicial de La Tolda y después el pequeño desplazamiento que proponemos (y que tenía el visto bueno de la Confederación porque no supone modificar el proyecto) sin ni siquiera meterse en el río para comprobar la existencia de mejillones en esa área", recuerda el teniente de alcaldesa y concejal de Medio Ambiente, Miguel Fernández.

"Nosotros sí lo hicimos, y ahora la Xunta tiene no uno, sino dos informes técnicos donde queda claro que la escasa presencia de mejillones no sería un problema para que los y las lucenses disfrutemos de manera segura y respetuosa con el hábitat del río de la tan deseada área de baño", sostiene.

Según los técnicos municipales, siguiendo los cálculos de proyección de ejemplares que sigue el propio Servicio de Patrimonio Natural de la Xunta, el número bivalvos que quedarían cubiertos por las piscinas flotantes puede estimarse en 3.230, lejos del rango de 6.000 a 10.000 que estimaba el Servicio de Patrimonio Natural para la ubicación inicial. "Cifra perfectamente asumible en tener de una eventual traslocación de los ejemplares. Baste decir que para la reparación del Caneiro daa Acea de Olga se planificaba a traslado de casi 2.000 ejemplares", dice el concejal.

"Es decir, si el Gobierno gallego actuara con seriedad y en defensa de los intereses de la ciudadanía y no en función de los intereses partidistas y electoralistas del PP, ya, con el primero informe presentado, me los podría tener la plataforma de baño instalada desde hace varias semanas para que los y las lucenses disfrutemos del río como hace el vecindario de otros muchos ayuntamientos de la provincia".

En los alegatos presentados, el Ayuntamiento también remite, una vez más, informes relativos al caudal del río como de velocidades, que confirman de nuevo que "las variaciones de caudales en la época en la que se instalan las piscinas flotantes son perfectamente compatibles con la instalaciones de la estructura, así como las velocidades, por lo que no son un peligro para el desarrollo de la actividad prevista". El ejecutivo local presenta estos dos informes en respuesta a las indicaciones de la Xunta, aunque no son temas de competencia autonómica, sino de la Confederación, que ya había informado sobre las mismas de manera favorable.

El ejecutivo de Lara Méndez lleva años trabajando en dar respuesta a demanda de la ciudadanía para tener una zona de baño seguro en el Miño, y la ubicación de la Tolda fue la que finalmente tuvo la autorización de la CHMS, con el beneplácito de la Xunta. Previamente, se descartó la zona de Os Robles por las especiales protecciones medioambientales.

Audio

  • Miguel Fernández, sobre la zona de baño pública | Descargar mp3

Noticias relacionadas