Niloufar Banisadr cautiva al público lugués con la dualidad de su mente y entre dos apariencias impuestas

Ana Abelleira fue la encargada de darle paso a la artista, que versó la tertulia en su experiencia desde sus primeros trabajos artísticos que fueron censurados hasta los desenvueltos actualmente en su exilio en Francia

La muestra autobiográfica de esta fotógrafa, compuesta por distintas series de fotografías, un total de 35, se podrá visitar hasta el día 11 de marzo en el Vello Cárcere

Jueves, 01 de marzo de 2018
Fuente: 
Gabinete de Prensa
P3010357

La artista iraní afincada en París, Niloufar Banisadr, que expone sus obras en el Vello Cárcere, cautivó este jueves al público lugués que se acercó al auditorio de este centro cultural para escuchar su conferencia Arte, desafío y cultura. La Concejal de Bienestar Social, Igualdad e Inclusión, Ana Abelleira, acompañada de la comisaria de la muestra, María Díaz, de la galería luguesa About Art, fue la encargada de darle paso a la artista, que versó la tertulia, enmarcada en la programación cultural del Ayuntamiento y que abre además las actividades a cara descubierta la conmemora el Día Internacional de la Mujer, en su experiencia desde sus primeros trabajos artísticos que fueron censurados hasta los desenvueltos actualmente en su exilio en Francia, recurriendo el mundo con su arte. Además, la artista habló sobre su compromiso con la mujer y su visión de la misma en el ámbito del arte contemporánea, siempre desde una perspectiva de compromiso social y gran actualidad.

La muestra, Irán, París, Lugo está formada por distintas series fotográficas, un total de 35, entre las que destacan una selección de imágenes inéditas relacionadas con las mujeres iraníes encarceladas en Teherán después de manifestarse en las calles de la ciudad en el año 2009. Es de acceso gratuito, y aún se puede visitar, todos los días de la semana, hasta el 11 de marzo, en jornada de mañana, de 11:00 a 14:00 horas los lunes, y en jornada de tarde, de 17:30 a 20:30 horas los martes, miércoles y domingos; de 17:30 a 23:00 horas los jueves y viernes, y de 17:30 a 22:30 horas los sábados.

La obra refleja el conflicto entre la libertad y la censura y sugiere una lucha para deshacerse de los grilletes de la tradición. Es una muestra autobiográfica en la que Niloufar Banisadr muestra la historia, los sentimientos la las contradicciones entre la cultura iráni y la francesa, mostrando, a través de una apariencia provocativa, la dualidad de su mente y entre dos apariencias impuestas.

La artista

Niloufar Banisadr nace en Teherán en el año 1973 en una tranquila familia tradicional, mayormente relacionada con el Sah de Persia. Uno de sus tíos se convirtió en el presidente electo después de la revolución islámica, pero en menos de dos años se vio obligado a exiliarse, algo que marcó en gran medida a vida de familia.

Estudió Bellas Artes en su ciudad natal pero pronto se encuentra con el problema de la censura, lo cual le llega a suponer un peligro real para ella y su familia, con su primera serie artística She is light, en la que estudia la relación de su cuerpo en el espacio arquitectónico. A partir de este momento, y aun muy nueva, fue consciente de la falta de libertad creativa en su país, sobre todo en el que respeta a ella como artista y como mujer, por lo que comienza a substituir su propio cuerpo por el de una cadera que la va a retratar en multitud de lugares y posiciones, viaja con ella por el mundo y llega así a ser una artista reconocida en su país.

Cuando Niloufar tiene la madurez suficiente y gracias a su posición social, de una familia de la aristocracia iraní, después de viajar por el mundo, decide buscar la libertad en Europa y se instala en París. Es a partir de este punto que comienza a trabajar más libremente y gradualmente a se librar del fardo de la censura a la que había sido sometida en Irán e inconscientemente internalizada en ella misma.

Hoy, la arista iraní es consciente de que no es 100% libre, siempre cuida de enseñar ciertas obras demasiado explícitas, sobre todo en las redes sociales y en la prensa, por miedo a represalias contra ella y su familia.

En la serie Mes voyages, que se puede ver en el Vello Cárcere, se encuentran imágenes de su nueva vida en Francia y sus constantes viajes alrededor del mundo como artista. Cuenta una nueva historia, la historia de un viaje de 15 años, una lucha entre la libertad y la censura, la tradición y la modernidad, lo íntimo y lo universal, oriente y occidente; en definitiva, es una lucha constante y sutil de la artista hacia la libertad, desde una perspectiva estética y contemporánea.

Multimedia

  • P3010359

Noticias relacionadas