El edificio Impulso Verde, que se levantará en la zona de a Garaballa, será construido con madera certificada de a Mariña

La alcaldesa y el edil de Urbanismo Sostenible visitaron hoy, en compañía del diputado provincial Pablo Rivera y del regidor de Alfoz, Jorge Val, las instalaciones del aserradero Hijos de Ramón Rubal, situado en Alfoz, que suministrará los 430m3 de madera necesarios para ejecutar las obras adjudicadas a la empresa EGOIN S.A.

Lara Méndez: "Queremos demostrar que un nuevo modelo constructivo más respetuoso con el medio ambiente no sólo es posible, sino que además, puede ayudar a dinamizar un sector clave en nuestra economía como es el forestal"

Lunes, 07 de septiembre de 2020
Fuente: 
Gabinete de Prensa
El edificio Impulso Verde, que se levantará en la zona de a Garaballa, será construido con madera certificada de a Mariña

La alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, y el Concejal de Urbanismo Sostenible, Miguel Couto, visitaron este lunes, acompañados por el diputado provincial Pablo Rivera y el regidor de Alfoz, Jorge Val, las instalaciones del aserradero Hijos de Ramón Rubal, situado en Alfoz, que será el encargado de suministrar los 430 m3 de madera necesarios para fabricar el tablero que se empleará en la construcción del Impulso Verde. La delegación institucional mantuvo un encuentro con sus gerentes para conocer de primera mano este centro de trabajo, un referente del sector forestal en el norte de la comunidad.

Las obras del edificio, que se levantará en la zona de a Garaballa en el marco del proyecto LIFE Lugo + Biodinámico, fueron adjudicadas por 1,5 millones a la empresa EGOIN S.A. y cuentan con un plazo máximo de ejecución de 15 meses. Esta compañía llegó a un acuerdo con el aserradero lugués para el suministro de la madera, con el que el Impulso Verde será, asimismo, el primer edificio público de Galicia que se construye en su totalidad con madera autóctona certificada, concretamente de a Mariña, cumpliendo uno de los requisitos fundamentales que establecía el pliego de condiciones elaborado por el ejecutivo municipal.

En este sentido, Lara Méndez destacó que "desde que pusimos en marcha el proyecto y, pese las dificultades iniciales, mantuvimos nuestro firme compromiso de apostar por la madera de nuestro monte como principal elemento constructivo del edificio, pues queremos demostrar que un nuevo modelo constructivo más respetuoso con el medio ambiente no sólo es posible, sino que además, puede ayudar a dinamizar un sector que cuenta con un gran peso en nuestra economía como es el forestal".

No en vano, este sector representa un 2% del PIB de la comunidad gallega, elevándose hasta aproximadamente el 8% en la provincia de Lugo. Concretamente, A Mariña es una de las comarcas que registra más cortas de madera de Galicia y también de España.

"Además de dar empleo a cientos de familias, se trata de un sector clave para evitar la despoblación en el rural y, por eso, desde el Ayuntamiento estamos especialmente orgullosos de contribuir a su ánimo, dándole un valor añadido a la madera al convertirla y emplearla en edificaciones", añadió la alcaldesa.

Este modelo de construcción implicará un ahorro de consumo energético de un 74% respeto a edificios de oficinas ya existentes, y de un 54% respeto a los de nueva construcción. Por lo que se refiere al CO2, emitirá un 90% menos que los edificios de hormigón y acero (50 toneladas frente a 470) y, además, absorberá 280 toneladas de emisiones.

El aserradero Hijos de Ramón Rubal cuenta con más de 85 años de experiencia dedicados a la explotación y gestión forestal. Se encargará de la corta de la madera en el monte, el transporte, la primera transformación y el envío del producto final.

El Impulso Verde será la semilla del primer barrio multiecológico que se construirá en España desde cero y que combinará soluciones urbanísticas y edificatorias, que también se recogerán en un pionero Catálogo de Soluciones Sostenibles. Actualmente se está estudiando el proyecto por lo que luego se regirá el planeamiento urbanístico de la zona.

Características del edificio

El Impulso Verde está diseñado con un sistema de estructuras laminares reticulares de eucalipto para su aplicación en cubiertas, y un panel de madera contralaminada de pino radiata para su aplicación en edificación en altura.

En cuanto a las innovaciones, será un edificio de balance energético casi cero, es decir, será capaz de producir con energías alternativas su consumo. Cuando esté construido, monitorizarse para evaluar su rendimiento y detectar, incluso, si puede producir más energía de la que consume.

Desde un punto de vista espacial, el edificio conectará al usuario con la naturaleza a través del empleo de la madera y de la inserción de espacios ajardinados, destinadas al descanso y la distensión ya que estará rodeado de un nuevo parque con pavimentos drenantes, especies autóctonas, jardines de lluvia y una amplia zona de huertos urbanos. De uso público y con actividad permanente, el Impulso Verde albergará servicios municipales, además de un coworking para empresas relacionadas con el medio ambiente y el cambio climático.

Audio

  • La alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, sobre la visita al aserradero, para el proyecto "Impulso Verde I" | Decargar mp3
  • La alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, sobre la visita al aserradero, para el proyecto "Impulso Verde II" | Decargar mp3

Multimedia

  • El edificio Impulso Verde, que se levantará en la zona de a Garaballa, será construido con madera certificada de a Mariña

Noticias relacionadas