Comunicado de prensa de la Policía Local de Lugo

Martes, 31 de agosto de 2021
Fuente: 
Gabinete de Prensa

Alcoholemia positiva

A las 3,30 horas, los agentes de la Unidad de Atestados someten a las reglamentarias pruebas de detección del grado de impregnación alcohólicas a un conductor que transita por la Praza de Bretaña, lanzando resultados de 0.28 y 0.23 miligramos de alcohol por litro de aire expirado, por el cual, tratándose de un conductor con una antigüedad en su permiso inferior a los dos años, que tiene como límite para poder conducir, 0.15 mg/L, fue denunciado administrativamente. El vehículo fue inmovilizado en el lugar.

Perro sin documentar

A las 16,10 horas del lunes, los agentes de la Unidad Territorial de Policía de Barrio, en el marco de investigaciones realizadas para confirmar se podría existir un caso de maltratos animales, procedieron a denunciar a una mujer en calidad de propietaria de un perro, cruce de razas, en el barrio de Galegos, ya que el animal se encuentra sin identificar a través del correspondiente microchip, sin pasaporte sanitario y sin ser inscrito en el Registro de Animales de Compañía de Galicia; por lo cual constituye infracción a la Ley 4/17, de Protección y Bienestar de Animales de Compañía de Galicia.

Disolución de fiesta en espacio público

A las 20,15 horas del lunes, la Sala del 092 recibe aviso sobre la existencia de una fiesta en el Parque de Albeiros. Si comisionan en el lugar dos indicativos de Policía de Barrio, comprobando los agentes que se trata de una celebración de unos aniversarios, para el cuál se instaló una carpa portátil, procediendo a la identificación del organizador de la misma, al cual advierten de que no tienen autorización para dicha celebración, requiriéndole para que retiren la carpa y procedan a la limpieza de la zona, lo cual realizan de inmediato.

Cliente molestando en establecimiento de hostelería

A las 00,19 horas, los agentes de Policía de Barrio se trasladan a un establecimiento de hostelería situado en la rúa Luis Seoane ya que, según su camarera, en el interior se encuentra un cliente en estado ebrio molestando al resto de clientela. Los policías contactan con el hombre en cuestión y le invitan a abandonar el local, el cual accede de buen grado y se ausenta a su domicilio, situado en las cercanías.

Quejas por ruidos

A las 1,20 horas, los agentes de Policía de Barrio se trasladan a un domicilio de la rúa Escultor Asorey, desde donde se recibió una queja por las molestias de ruidos procedentes de un piso adyacente. Una vez en el lugar, los agentes comprueban que se trata de varias personas hablando en un tono de voz elevado, por lo que las advierten de las molestias que están causando, por lo que cesan de inmediato.

 

Noticias relacionadas